Blog

    Contratar un director externo vs. designar a alguien internamente.

    ART.jpg

     

    Las dos opciones principales para encontrar un director son; contratar a alguien de afuera o designar a alguien que ya esté dentro de la empresa. Ambas opciones funcionan muy bien. A veces, en una organización es difícil imaginar que un extraño pueda integrarse y tener un impacto positivo en la empresa.

    En otras organizaciones, los propietarios deciden que deben designar a uno de los suyos, porque es probable que no deleguen la verdadera autoridad en un extraño. Entonces, la mayoría de las organizaciones se enfrentan a la pregunta: "¿Sacamos a este gran vendedor interno de su puesto y lo nombramos director? ¿O contratamos a alguien externo?” No hay una respuesta correcta, pero recordemos:

     

    Los grandes vendedores u otros profesionales que ocupan puestos importantes en la empresa, pueden o no tener las habilidades para administrar o dirigir una organización. Si tienen las habilidades y si podemos prescindir de ellos en su puesto anterior, entonces elegirlos es probablemente la mejor opción simplemente porque es un colaborador que ya se ha adaptado a la cultura de la empresa y porque la curva de aprendizaje será más corta.

    El puesto será tan exitoso dependiendo de la autoridad que se le otorgue, por lo que si realmente no creemos que llegaremos a tener confianza en un extraño para hacer el trabajo, no desperdiciemos nuestro dinero ni nuestro tiempo.

    Si les damos la autoridad y tenemos la paciencia para ayudarlos a crecer, los candidatos externos pueden aportar un mayor nivel de habilidades de gestión que la mayoría de los candidatos internos; y además traen la experiencia que han adquirido a lo largo de su carrera.

     

    Si decidimos "contratar" internamente, asegurémonos de mantener al candidato apegado a la descripción y al perfil del puesto que se ha creado. Asegurémonos de no crear el puesto alrededor de la persona, sino de elegir a alguien que sea adecuado para este puesto. Si no hay tal candidato internamente, busquemos afuera.

     

    Si decidimos contratar externamente:

     

    • Consultemos los foros de empleo de la industria.
    • Establezcamos una red con profesionales locales que puedan conocer buenos candidatos.
    • Consideremos una agencia de reclutamiento y selección de personal profesional: habrá que invertir, pero generalmente vale la pena para este nivel de posición. Asegurémonos que conozcan nuestro negocio.

     

    Asegurémonos de contar con un plan de compensación de incentivos que recompense a los directores cuando alcancen los objetivos de rendimiento, tanto para ellos como para toda la organización. Alrededor del 20% debería provenir de sus objetivos individuales, mientras que el 80% debería provenir de los objetivos de la organización. (Una división de 25% / 75% también es apropiada.) Este tipo de compensación realmente nos permite compartir tanto el riesgo como el beneficio.

    Si deseas conocer más acerca del tema, da click aquí.

     

    DESCARGA ESTE TEST PARA SABER SI TU EMPRESA NECESITA UN DIRECTOR

    Publicaciones Recientes